Comunicado de Prensa - WACKER South America


Comunicado de Prensa

Sudamérica

WACKER SILICONES: TÜV SÜD certifica el proceso de producción de aceite de silicona a partir del biometanol

Múnich, abr 04, 2018

La entidad evaluadora y certificadora internacional TÜV SÜD ha certificado el método de balance de masa del Grupo químico WACKER para demostrar el uso de materias primas renovables en la fabricación de siliconas. La compañía posee así un procedimiento reconocido para hacer un seguimiento del uso de las materias primas renovables en todo el proceso de producción hasta el producto final. WACKER utiliza desde abril también metanol de origen vegetal en la producción, por lo que el Grupo está ahora en condiciones de comercializar aceites de silicona fabricados exclusivamente a partir del biometanol. Las siliconas fabricadas a partir de metanol de origen renovable o petroquímico son químicamente idénticas. Sin embargo, las siliconas fabricadas a partir de biometanol poseen una huella de carbono significativamente inferior, dado que en la producción de metanol no se utilizan materias primas fósiles.

Silicone fluids are used in the cosmetics and consumer goods industries, among others. WACKER is the first company in the world to produce silicone fluids without the use of fossil resources.
Los aceites de silicona se utilizan, entre otras, en las industrias de cosmética y bienes de consumo. El Grupo químico WACKER es la primera empresa del mundo que fabrica aceites de silicona sin materias primas fósiles.

Los certificados emitidos a mediados de marzo certifican que el método de balance de masa utilizado por WACKER en la fabricación de silicona cumple con los criterios de la norma

CMS 71 de TÜV SÜD sobre la trazabilidad de materias primas renovables. Una de estas materias primas es el biometanol, que puede utilizarse en vez de metanol proveniente de materias primas fósiles. Asimismo, se han certificado varios aceites de silicona de alta y baja viscosidad para su uso en las industrias de cosmética y bienes de consumo.

Para WACKER, el certificado de TÜV reviste una gran importancia porque la división WACKER SILICONES ya no utiliza desde abril solo metanol derivado del petróleo, sino también biometanol obtenido a partir de residuos vegetales. Mediante el método de balance de masa es posible calcular cuánto aceite de silicona se ha producido de materias primas renovables y, por lo tanto, no de origen fósil. El biometanol utilizado para este propósito proviene exclusivamente de fabricantes certificados.

Estos aceites de silicona biobasados tienen así una huella de carbono significativamente menor que los obtenidos a partir de metanol derivado del petróleo. Según las estimaciones de WACKER, de esta manera se consigue ahorrar alrededor de 1,6 toneladas de dióxido de carbono por tonelada de aceite de silicona. Para la producción de silicona no solo se requiere metanol, sino también silicio, que se obtiene a partir de roca o arena de cuarzo. Los aceites de silicona de biometanol se obtienen así exclusivamente de materias primas minerales o vegetales.

Con esta ampliación de la gama de siliconas con aceites de silicona basados en biometanol, el Grupo químico responde a la creciente demanda de productos obtenidos a partir de materias primas renovables, una tendencia cada vez más común en muchos sectores industriales. «WACKER es el primer fabricante de silicona capaz de realizar un seguimiento del uso de biometanol en todos los pasos de producción hasta el producto final» subraya August Willems, miembro del Consejo de Administración de WACKER. «Este hecho no solo nos beneficia a nosotros, sino también a nuestros clientes. Con el uso de aceites de silicona biobasados, nuestros clientes pueden incrementar su oferta de productos sostenibles y mejorar sustancialmente la huella de carbono».

WACKER - CREATING TOMORROW'S SOLUTIONS

WACKER es una compañía internacional. Para más información sobre las operaciones de WACKER en todo el mundo, visite nuestra página web (en inglés, alemán o chino).

Global Website